viernes, 31 de octubre de 2008

Crece el impacto de los "Recursos Humanos 2.0" en la vida corporativa

Los espacios organizacionales basados en la filosofía de la web 2.0 aportan un sentido de proximidad con la autoridad y con los mismos compañeros

Hoy se encuentra en auge el concepto de redes sociales, lo que se debe fundamentalmente al avance de múltiples plataformas sociales en Internet.

El fenómeno de la web 2.0 hizo más plana la forma de interrelación entre personas, a pesar de las distancias. Algunas de los sitios más populares son LinkedIn, Xing, Facebook, hi5, Sonico y miSpace, entre otros. Estos conceptos que parecen tan innovadores, no son más que la irrupción de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información en las relaciones humanas.

Es importante el impacto que dichos medios tienen en muchos grupos de la vida corporativa. Gracias a ellas, un simple empleado puede entrar el contacto directo con los más altos ejecutivos de la firma; generando canales de comunicación que escapan al control del ejecutivo que ejercen los responsables de la gestión de recursos humanos. Sin lugar a dudas, las nuevas formas de relación hacen necesaria una respuesta acorde por parte de los ejecutivos de personal.

Los métodos de gestión de los recursos humanos deben ser revisados en base al nuevo digitalismo imperante, sobre todo en empresas con fuerte interacción herramental sobre entornos digitales. Mientras más computadoras existan en la organización, más gestión sobre canales digitales se deberá instrumentar.

Las organizaciones precisarán, cada vez más, fomentar nuevas formas de mejorar la relación con su capital humano, transformar estructuras, agilizar sistemas, mejorar aspectos culturales, de integración y clima y, por último, generar más y mejores estrategias que permitan cumplir con los objetivos del negocio. En este plano, la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación serán cada vez más necesarias.

Como hace unos años aparecieron los portales de empleo, que buen favor han hecho a la gestión del capital humano, hoy se hace necesario integrarse a las nuevas normas de la comunicación digital. Así, las organizaciones podrán beneficiarse con un mayor capital relacional, procesos de trabajo más claros y una mejor socialización de las buenas prácticas laborales.

La implementación de redes o grupos de trabajo organizacionales, aprovechando los entornos virtuales, permitirá a la empresa lograr una mejor productividad entre sus miembros.

Algunos criterios a tener en cuenta al momento de aceptar el desafío de interactuar virtualmente con los miembros de la estructura son:

1- Generar comunidades según intereses comunes, los que permitirá forjar una mayor traslación de la expertise de cada miembro a sus colegas.

2- Trabajar para que en las comunidades se traten criterios de profesionalismo que estimulen el aprendizaje constructivo y la innovación en la ejecución de las acciones o en la implementación de cada proyecto puntual.

3- Personalizar la relación, abandonando el monologo corporativo para crear una verdadera comunicación dialogada.

Una buena política de recursos humanos debe estar orientada a generar sentido de pertenencia, posibilitar la contención y reforzar la identidad. Y los espacios organizacionales basados en la filosofía de la web 2.0 aportan un sentido de proximidad con la autoridad y con los mismos compañeros que, muchas veces, seria imposible lograr de otra forma.

Este escenario no es para nada una nueva panacea en la gestión del capital humano. Simplemente se trata de un nuevo modelo de integración organizacional que puede colaborar en la gestión de las personas. Claro que, como en toda política de recursos humanos,se deberá prestar especial atención a las particularidades de los públicos internos y el perfil del negocio desarrollado.

Por: Guillermo J. Pedrotti, coordinador de Investigación y Desarrollo de Consultores de Empresas
Fuente: iProfesional.com